Santa Fe, sin cuadrangulares ni Copa Sudamericana

Liga Betplay


Los leones capitalinos buscaban un milagro que no se dio para clasificar a los cuadrangulares y a la Copa Sudamericana.

Eran las 3:30 de la tarde y los nervios se sentían en todos los estadios del fútbol colombiano, y no podía ser diferente en el Estadio Nemesio Camacho El Campín, pues Independiente Santa Fe encaraba un partido muy importante con alma y corazón esperando en ganar y que pierdan Envigado, Jaguares, Bucaramanga y América de Cali. El destino tiene que juntarse para que los leones bogotanos entren en los 8, sin embargo, los aficionados aún tienen la santa fe de que el expreso rojo dispute las finales y consigan una de las entradas más improbables de la historia contra un rival que está fuera de la pelea de entrar a los 8 hace varías fechas.

Cada equipo encaraba este partido con sus onces de gala, encabezados por Leandro Castellanos, capitán de Santa Fe, y por Christian Marrugo, capitán de Rionegro Águilas y con responsabilidades diferentes para cada equipo. Santa Fe tenía que ganar su partido para intentar clasificar, tanto a los 8 como a la sudamericana, y Rionegro quería cerrar bien el semestre y encarar un nuevo proyecto. El partido no podía empezar de una peor manera ya que en los primeros treinta segundos, el lateral Álvaro Angulo remató una excelente jugada tejida con unos precisos pases a primer toque culminada con un perfecto pase del capitán Christian Marrugo.

Durante los primeros treinta minutos, Independiente Santa Fe despertó un poco e intentó hacerle daño a Rionegro Águilas, volcándose arriba a buscar el empate, aunque deja espacios a la espalda de los centrales, situación que los antioqueños han podido aprovechar y proyectar balones a ese espacio baldío. Sin embargo, luego Independiente Santa Fe se mostró como un equipo frío y carente de intensidad y de ocupación de espacios, en especial la espalda del doble pivote, zona en la que Christian Marrugo realizó una fiesta.

Durante los quince minutos siguientes, los dirigidos por Grigori Méndez recordaron que estaban jugando un partido definitivo para sus ambiciones nacionales y continentales e intentaron dominar el balón y las oportunidades de ataque, aunque no lograron llegar al empate consecuencia de la férrea defensa de Águilas que replegó de una muy buena manera y unió líneas con el fin de incomodar a Independiente Santa Fe.

Durante los primeros 25 minutos del segundo tiempo los leones insistieron y buscaron el empate en El Campín, tuvieron dos oportunidades claras en el juego aéreo. La primera con un cabezazo de Jorge Luis Ramos que se estrelló en el palo y la segunda ocasión clara fue otro cabezazo del lateral Dairon Mosquera que se fue desviado por pocos metros de la portería defendida por Carlos Bejarano.

Al final del partido Independiente Santa Fe no supo descifrar la defensa replegada de Águilas Doradas, buscó centros al área, intentó construir jugadas a primer toque, pero la defensa de los antioqueños fue muy correcta y los leones se quedaron sin la leche ni el pan, es decir, ni cuadrangulares ni clasificación a Copa Sudamericana.  

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.