Un suicidio, dos errores y tres goles

Liga Betplay

En un encuentro bastante fallón, Patriotas venció a Equidad en el Metropolitano de Techo.

Hace un par de jornadas, Alexis García tildó a su equipo de «suicida» en rueda de prensa. Esta tarde entendemos el porqué. Una escuadra sin ideas, regalada en el fondo y con errores grotescos en el arco padece una derrota ante un Patriotas que no ganaba hace diez fechas. Parece que la predicción del experimentado entrenador se materializa, mientras se aleja cada vez más del grupo de los ocho.

El choque arrancó con una Equidad incisiva, normal ante un 4-4-2 en un bloque bajo. Sin embargo, las posesiones culminaban en remates estériles o nula profundidad hacia la portería de Mosquera. Viendo que no sufriría en demasía atrás, Patriotas soltó las bandas, atacando, con juego directo, los espacios dejados por el conjunto capitalino. En uno de estos embrollos, ya que el partido fue realmente impreciso, surgió una falta lejana. Era más propia de fútbol americano o de Rugby, no de fútbol.  No obstante, Mateo Rodas no estaba muy de acuerdo.

Con un cañonazo, remató sin dudar. El que sí titubeo fue Bonilla, quién, en un error fatal, no colocó bien las manos, escapándosele la bola en dirección a su meta. 0-1, rompiendo una racha de 928 minutos sin convertir. Tras el gol, los ‘Aseguradores’ intentaron mover la firme defensa de Patriotas, costándoles penetrar con un juego poco fluido.

En el segundo tiempo la situación se tornó desángrate. Un pelotazo mal defendido culminó con Cristian Barrios pasando el balón entre las piernas de un desguarnecido Bonilla, marcando el segundo de la tarde. El drama continuaba. El entrenador verdiblanco intentó revertir la crisis con la experiencia de Stalin Motta y la frescura de Balanta, pero los espacios regalados fueron su tiro de gracia. Tras un tiro de esquina a favor de Equidad, los boyacenses descalabraron la defensa local, contraatacando con brillantez hacia el tercero del visitante, firmado por el lateral derecho Rito.

Le quedaban veinte minutos al partido. Equidad parecía quedarse sin recursos, hasta que, a los ochenta minutos, Valdés descontó. Se envalentonaba el local, en aras de rescatar el honor y, quizá, un punto. A pesar del impulso del gol, los ánimos duraron muy poco. Pestaña, el central ‘Asegurador’, fue expulsado por una agresión a un atacante tunjano.

De esta manera, Patriotas se escapa del descenso. Por su lado, Equidad sigue dejando escapar chances para ilusionarse con la siguiente ronda. Un equipo que no encuentra solidez, ni juego asociativo ni gol. En definitiva, y aún más con las equivocaciones de Bonilla, es un suicidio de La Equidad.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.