Sergio Galván, un rey argentino con corazón Colombiano

Liga Betplay

En Fútbol al Instante recordamos las grandes actuaciones de Sergio Galván Rey, uno de los grandes goleadores y referentes del fútbol colombiano.

Once Caldas se enfrentó ante Atlético nacional por el partido de vuelta de la Copa Betplay Dimayor, perdiendo una oportunidad de romper la racha negativa de partidos sin hacer goles. Durante los últimos partidos, en el onceno de Manizales surgió una gran preocupación por la falta de gol, por el gran número de llegadas al arco rival sin poder concretarse, dejando al equipo mal parado en la lucha por clasificar a las finales.

Al hablar de goles y sobre todo de estos dos equipos, no podemos evitar recordar al goleador Tucumano (nacionalizado colombiano), Sergio Alejandro Galván Rey, un argentino que llegó a Colombia lleno de ilusiones pero sin generar expectativas. El camino lo fue labrando en soledad y con profesionalismo, abriéndose paso entre obstáculos y falta de confianza de su entrenador de turno, debido a que llegó al club sin un gran palmarés y por un bajo costo, además de su baja estatura.

Fue en el 12 de Enero de 1997, casi un año después de su debut en el fútbol profesional colombiano que puso a la prensa y a la hinchada a hablar de su Fútbol. Once Caldas medía sus fuerzas contra el Cúcuta Deportivo y el argentino dando cuenta de su olfato goleador y su sed de triunfo anotó 5 de los 7 goles que marcó el once en esa tarde, un 7-0 que sin duda alguna marcaba un antes y un después en la carrera del argentino y en la historia de nuestro fútbol nacional.

Los goles no dejaron de llegar y su evolución como futbolista y persona fue notoria, fue así como se convirtió en el máximo goleador (171 goles) en la historia del equipo blanco y gracias a esto, equipos del exterior pusieron sus ojos en aquel jugador que estaba rompiendo las redes. El delantero tuvo un no muy recordado paso por la MLS,  el Metrostars estadounidense depositó una suma cercana a 650 dólares en aquel momento bajo intermediación del “pibe” Valderrama.

Sin embargo, su historia de grandes proezas y amor con el fútbol colombiano no iba a quedar allí. Atlético Nacional lo repatrió y el artillero no desaprovechó la oportunidad de seguir poniendo su nombre en letras doradas. Un 23 de mayo 2006, en un enfrentamiento crucial contra América De Cali, Galván Rey en otra tarde inspirada volvió a marcar 5 goles, ganándose así, el corazón de la hinchada y la admiración de miles de personas, además de marcar 58 goles y ser protagonista en el bicampeonato de Nacional en 2007.

El nombre del máximo goleador de nuestro fútbol, sin lugar a dudas es y estará asociado a un futbolista ejemplar, un luchador incansable que con su juego y personalidad llegó al fútbol colombiano a reescribir la historia y a ser recordado por muchos años junto a hombres como Oswaldo Marcial Palavecino y al gran Alfredo Di Stefano.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.