Un día como hoy: El DIM ganaba su tercera estrella

Liga Betplay

Luego de 45 años de espera, un grupo de jóvenes de 22 años aproximadamente, daba el batacazo final ante el Deportivo Pasto.

Bajo un esquema de jugadores jóvenes, varios de ellos canteranos, el Deportivo Independiente Medellín se coronaba campeón luego de haber clasificado a la final como puntero en cuadrangulares. ‘El Poderoso de la Montaña’, el cual clasificó tercero en la fase regular, tuvo varios referentes como David González, Javier ‘Choronta’ Restrepo y Mauricio Molina, los cuales fueron vitales para el título.

El técnico Juan José Peláez supo crear un esquema de juego sólido, con líneas bien consolidadas que ayudó a ejecutar su idea de juego. David González, el cual defendía el pórtico, apenas tenía 18 años, pero demostraba seguridad y madurez a pesar de su corta edad. Los defensas centrales eran Amaranto Perea y Andrés Orozco, luego, Orozco dejó el club en pleno torneo, y, Felipe Baloy, defensa panameño de 20 años, logró suplir el puesto de manera perfecta, siendo uno de los mejores jugadores de la Copa Libertadores 2003, en la cual llegaron hasta semifinales.

David González y Javier ‘Choronta’ Restrepo en 2003 (Foto: Instagram de David González)

En el juego de ida, Medellín le ganaba al Pasto por 2-0. Robinson Muñoz abrió el marcador tras un rebote del arquero del Pasto, el cual no tuvo opción de recuperar el balón. Tras la apertura, la posesión fue toda del Poderoso mediante Roberto Carlos Cortés y Mauricio Molina, protagonistas de las jugadas de peligro. David González fue importante para mantener el resultado tras ganar un mano a mano a vísperas del final del primer tiempo.

En el juego de vuelta, el DIM abrió el marcador por uno de las vías predilectas, las jugadas a balón parado. Mauricio Molina, ídolo de la Institución y especialista en este tipo de cobros, clavó el esférico en todo el ángulo, imposibilitando al arquero Andrés López, el cual ya era figura del partido al atajar un penal en el primer tiempo, de llegar a impedir que el balón ingresara al arco.

El Pasto, con pundonor, siguió empujando tras perder a Nelson Rivas. El esfuerzo dio sus frutos, al minuto 57, Walter Escobar anotó el gol del empate, sin embargo, aún seguían lejos del empate global. Pasaron los minutos y David González despejó balones hasta más no poder. Tras el pitazo final de Óscar Julián Ruiz, el DIM se coronaba campeón. Varios jugadores como Roberto Carlos Cortés, no podían creer lo que habían logrado, pues el equipo tuvo un año complejo tras estar en los últimos puestos de la tabla de posiciones antes de remontar y alcanzar la final.

Con el título, Deportivo Independiente Medellín conquistó el título que tanto le fue esquivo desde 1957, siendo un equipo lleno de jóvenes, estrellas en progresión, que acariciaron por fin la tercera estrella de la Institución.

Tagged
Juan Pablo Narváez Aguirre
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo. Miembro Fundador de Fútbol Al Instante. Analista Deportivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.