Nuevo escándalo en el Fútbol Colombiano

Liga Betplay

La SIC podría destapar uno de los escándalos de «antideportividad» más grandes del Fútbol Profesional Colombiano .

Después de las quejas e investigaciones de la ACOLFUTPRO, la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ha formulado pliego de cargos contra dieciséis equipos de la Dimayor por violaciones al derecho deportivo de sus jugadores.

La SIC afirma que son catorce comunicaciones las que prueban los vetos dentro del mercado del Fútbol Colombiano, torpedeando el mercado de pases y la libre competencia en el sector. Por su parte, la Dimayor ha manifestado no tener conocimiento de estos contactos.

¿Qué posibles irregularidades han cometido los equipos?

Las supuestas faltas de estos clubes consisten en tres grandes vulneraciones contra el mercado y la libre competencia dentro del FPC. La primera consiste en la redacción de clausulas, que violan el derecho deportivo colombiano, en contratos de futbolistas inscritos en el fútbol nacional.

El segundo bloque de irregularidades reza que son los intermediarios quiénes únicamente negocian con los clubes. En dado caso que los clubes no deseen dirigirse a estos ‘agentes’, el jugador no podrá negociar por su cuenta ni unirse a la institución que desee.

En tercer lugar, existen jugadores que, por temor a ser vetados, no rescinden sus vínculos con sus actuales clubes.

Acerca de este comportamiento «antidemocrático», en palabras del informe de la SIC, el representante de la Superintendencia se pronunció al respecto: «Diez de los clubes investigados habrían enviado comunicaciones a otros clubes con el fin de impedir la transacción de los derechos deportivos de al menos 16 jugadores entre el año 2018 y lo corrido del 2021».

Cortesía de Noticias Caracol.

¿Cuáles son los clubes implicados en la investigación?

Bien, las escuadras de la Liga Betplay inmiscuidas en todo esto son: Alianza Petrolera S.A., Asociación Deportivo Pasto, Club Deportivo Equidad Seguros S.A., Deportes Quindío S.A., Deportes Tolima S.A. y Once Caldas S.A.

Por otro lado, los conjuntos del Torneo Betplay envueltos en este posible escándalo son: Club Deportivo Atlético FC S.A., Club Deportivo Real Santander, Deportivo Boyacá Chicó S.A., Fortaleza Fútbol Club S.A., Leones Fútbol Club S.A., Tigres Fútbol Club S.A. y Unión Magdalena S.A.

Además, equipos no profesionales como Talento Dorado S.A y Cúcuta Deportivo S.A (en liquidación oficial) cierran la lista de dieciséis instituciones investigadas por la SIC.

¿En caso de ser culpables, qué sanciones recibirían los clubes?

De acuerdo con el informe de la SIC, «La Superintendencia podrá imponer multas hasta de cien mil Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes (100.000 SMLMV) por cada infracción al régimen de libre competencia, y de hasta dos mil Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes (2.000 SMLMV) por cada infracción a quienes colaboren, faciliten, autoricen, ejecuten o toleren las conductas anticompetitivas».

Solo queda esperar a la culminación de la investigación para confirmar si han habido violaciones a los derechos deportivos de los jugadores, siendo el mayor escándalo de los últimos años del Fútbol Colombiano.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.