Opinión: Daniel Ruíz, la gran perla del fútbol colombiano

Opinión

El volante que realizó inferiores en el Deportivo Cali y en Fortaleza se perfila como una de las grandes promesas del fútbol colombiano.

A pesar de ser rechazado tras un tiempo en el Deportivo Cali, el talentoso volante bogotano que había destacado en Dinhos, club aficionado de la capital de la República llegó a Bogotá para demostrar de lo que está hecho. En 2017, tras salir de la cantera verdiblanca, volvió a su ciudad para jugar en Fortaleza, club formativo que, como a Daniel, ha logrado catapultar muchos jóvenes bogotanos al fútbol profesional.

Con Fortaleza debutó en 2018 y empezó a mostrar el talento micrero clásico del 10 bogotano, con sus pinceladas de fútbol enamorando a los espectadores de la B con su gambeta y su forma de pisar el balón, recordando al surgimiento de enormes talentos en su posición como Jhon Mario Ramírez o David Macalister Silva.

La oportunidad de su vida llegaría en 2021, llegando a comienzos de año como un desconocido para la hinchada, pues muchos de ellos pensaban que se trataba de algún favor adeudado o un típico apadrinamiento de la institución. Nada más lejos de la realidad, pues entrando de a ratos, Daniel empezó a demostrar que era un jugador diferente, de esos que te resuelven el partido con un solo pase.

En el primer semestre, Ruíz anotó en la final ante Tolima un gol espectacular, y aunque Millonarios se quedó Ad Portas de la estrella 16, el nombre de Ruíz empezaba cada vez más a conquistar a la exigente hinchada ‘Embajadora’. En el segundo semestre, tuvo una producción más alta en goles y asistencias, nuevamente con Millonarios al borde de la final, Ruíz demostraba que es un futbolista hecho para las grandes citas.

Ruíz está lleno de talento, remate de media distancia y asistencias tanto a balón detenido, como en movimiento, demostrando en su asociación con Macalister Silva que es un volante capaz de responder incluso en instancias internacionales, siendo la principal carta de la Selección preolimpica que apunta a ir a los Juegos Olímpicos de París, a los que llegaría con 23 años.

Talento, magia y gol. Estas tres palabras representan al número 10 de Millonarios, que con su pisada de balón y sus tiros libres precisos ha logrado conquistar a todo el fútbol colombiano, y a su corta edad ya pica en punta para una posible venta al exterior y, ¿Por qué no? Ser uno de los llamados a responder por la nueva generación deportiva de Colombia.

Tagged

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.