Millonarios no pudo mantener la ventaja y con un hombre menos cayó en Libertadores

Liga Betplay

Millonarios, con 10 jugadores y un penalti errado, no pudo con la superioridad de hombres en cancha del Fluminense y perdió 1-2 en el partido de ida.

Millonarios arrancaba su camino en la máxima competencia internacional a nivel de clubes del fútbol sudamericano, la Conmebol Libertadores. Su rival, un viejo conocido y experimentado equipo de la competencia, un candidato regularmente a ganar el título, el Fluminense. La prensa y la mufa previo al partido se había colmado las redes sociales con mucho negativismo con la llave, pero el partido era la única realidad posible de contar.

Un sorpresivo Millonarios fue el que salió al campo, con un ataque que se ha venido fortaleciendo entre Herazo, Ruiz y Sosa, acompañados por el siempre importante Mackalister Silva, salieron con líneas altas a presionar a los brasileños, sin miedo, haciendo respetar la altura y su casa Bogotá. La sorpresa llegó a los 8 minutos de partido cuando tras un gran saque de Montero, la pelota cayó en pies del ‘crack’ Daniel Ruiz que entre dos jugadores pasó el balón que Sosa inteligentemente la dejó pasar el balón y rápidamente giró y remató cruzado para anotar el 1-0, baldado de agua fría para los visitantes.

Sin embargo, la alegría solo duró 10 minutos más, por que el mismo actor del gol, se convirtió en villano en cuestión de minutos, ya había recibido una tarjeta amarilla y tras un codazo en una jugada ofensiva, el árbitro le sacó la tarjeta roja y el local se quedaba con 10 jugadores de manera temprana, sobre los 20 minutos de partido y el plan estipulado por Gamero se venía al suelo.

Foto: Twitter Conmebol Libertadores

De ahí en adelante, Millonarios se dedicó a tratar de cuidar el 1-0 que ya habían conseguido. Sacrificaron posesión por orden y choque, tratando también que en alguna jugada se pudiera quedar con 10 el equipo visitante, pero por la primera parte las cosas se mantenían iguales; sobre los 36 minutos entraba un viejo conocido del FPC, Germán Cano tras la lesión de Fred. Millonarios mantuvo el orden y no permitió que llegaran opciones claras de gol al arco de Montero, finalizaba 1-0 la primera mitad.

Al iniciar el segundo tiempo el equipo azul de la capital decidió ser comedido en defensa y buscar contraataques a la espalda de una defensa adelantada por parte de Fluminense. El plan de partido les funcionó de manera perfecta, ya que al minuto 51, el joven Daniel Ruíz forzó un penal a favor del ballet azul. En el momento de mayor tensión el capitán, Macalister Silva, decidió hacerse cargo del lanzamiento, sin embargo, falló su remate desde los 12 pasos.

Durante el segundo tiempo Millonarios demostró ser un equipo bien trabajado y que sabe a qué juega. En contraparte, Fluminense fue inferior en gran parte del partido y mereció anotar el gol de la ventaja.

Pero a veces el fútbol no es justo, y cuando mejor se veía a Millonarios una contra perfecta por parte de los brasileños culminó en gol del viejo conocido, Germán Cano. Sin embargo, los azules se han visto superiores en el trámite del partido. El partido puede ser resumido en aquellas jugadas desafortunadas de de la expulsión de Eduardo Sosa y el penal fallado por Silva. Millonarios fue superior aunque en el resultado no se vio reflejado.

Tagged
José Daniel Villegas Quintero
Estudiante de Comunicación Social-Periodismo / Universidad Autónoma de Occidente 8vo Semestre/ Periodista Deportivo en formación /Cali, Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.